Bobby says no thank you

Perhaps they expected him to appear smoking. Or with no hat. Or with a hat, that he would take off to shake his curls. Or wearing black Wayfarer Ray Bans covering his eyes. Or with a metal structure hanging from his head, holding his harmonica right in front of his lips.

Perhaps they expected him to help himself with a walking stick. Or not to walk at all, and just sit. Or cough. Or be late.

Perhaps the London Royal Albert Hall asked himself if he would get in using the subterranean entrance, the one made for the Queen. The one that, walls whisper, was once used by Winston Churchill.

Continue reading →

Advertisements

Sólo Kurt

Es raro que cualquier festival repita nombres de su cartel de un año para otro. Sin embargo, el Festival Internacional de Jazz de Barcelona lo hizo en esta edición, tirando del guitarrista americano Kurt Rosenwinkel para que volviera el miércoles 18 de noviembre a la ciudad, que como cada otoño se viste de jazz. Y no hay duda de que acertó, y es que del concierto del año pasado con la Orquestra Jazz de Matosinhos no hay en esta nueva edición ni tan sólo un eco.

Quiere llegar el frío a Barcelona. Pero todavía no es el momento. En su lugar, llega el Festival de Jazz, que se dispersa en locales de toda la ciudad del 26 de septiembre al 11 de diciembre. El Internacional que apadrina año tras año la cerveza Voll Damm (siempre hay cerveza de por medio cuando se habla de jazz) repite este año con un nombre de una talla tan grande que parece cosa de magia que aparezca de nuevo en el cartel.

Continue reading →

El repte de traslladar l’essència

El Cafè dels Quatre Gats veia, allà pels voltants del 1980, com es forjava una idea d’allò més atractiva. Entre taules, cadires, gots i soroll d’espuma de cervesa el Pipa Club de Barcelona treia el nas. Passarien encara uns mesos fins que es posés en marxa l’emblemàtic local, i per a que comencés a forjar-s’hi el mite al voltant.

Però com va néixer el Pipa és una altra història.

Continue reading →